Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Región

“Quiero dejar huella en San Ignacio”: Iván Báez.

  • Compartir

La administración 2018-2021 trabajará en fortalecer los sectores productivos y de servicios, como detonante para el desarrollo económico

Marco Díaz

San Ignacio, Sin., 11 de junio de 2019. _ El Plan Municipal de Desarrollo 2018-2021 está conformado para ser un detonante económico de la región a través de inversiones importantes como la culminación de la carretera a Tayoltita.

Al presentar este documento ante autoridades federales, estatales y municipales, así como de cientos de sanignacenses, el alcalde Iván Báez señaló que las necesidades de las comunidades fueron recogidas durante los primeros seis meses de gobiernos, en los que se busca el desarrollo sustentable del municipio serrano.

“Son demandas que con justa razón reclaman y exigen, porque al igual que nosotros, todos queremos que nuestro municipio se distinga por su gran capacidad de desarrollo productivo y progreso social; nuestra visión y misión es que nuestro municipio se convierta en un modelo desarrollo social económico y sustentable para los municipios pequeños de este país”.

Báez Martínez agregó que, de esta forma, se les dará respuesta inmediata a las necesidades sociales a través de la atracción de inversiones y la generación de empleos, como ya se está dando, aseguró.

Dijo que se aprovechará tanto las comunidades serranas como las playas, como atractivo turístico, a través de seis ejes de gobierno:

1) Gobierno justo y transparente

2) Seguridad y confianza ciudadana

3) Empoderamiento para el bienestar social

4) Desarrollo y crecimiento económico sustentable

5) Mejores obras de infraestructura y desarrollo urbano

Luego de detallar cada uno de los ejes de gobierno antes mencionado, Báez Martínez aseguró que de esta forma se cambiará a San Ignacio mediante una visión total que proyecte una mejor imagen y confianza para nuevos proyectos de inversión y esparcimiento social.

El mandatario municipal destacó la inversión de algunas empresas privadas que se establecerán en el municipio, además del interés de algunas otras, una vez que se concluya la carretera a Tayoltita que comunicará con el vecino estado de Durango, disminuyendo los tiempos de traslado.

“El pueblo de Tayoltita es minero, con más de 10 mil habitantes, con una empresa minera de las más fueres, un pueblo que para salir a Durango hacen 14 horas y de Tayoltita a San Ignacio se hacen 3.5 horas, y con esta carretera estamos hablando que en 2.5 horas los vamos a tener aquí, a parte de que no se va a haber interrumpida la comunicación en tiempos de aguas”.

Agregó que el día de ayer se inauguró la rehabilitación de la carretera Coyotitán-San Ignacio y se proyecta la carretera San Juan-Vadohondo, de 9.5 kilómetros, con una inversión de casi 80 millones de pesos; “obras de gran impacto que eran sueño de los habitantes de San Ignacio”.

En la región de Coyotitán, agregó, se establecerá una empresa farmacéutica que adquirió una superficie de mil hectáreas y que generará una derrama económica de 50 millones de dólares, así como la generación de 500 empleos directos.

Por último, agradeció el apoyo de su familia, del gobernador Quirino Ordaz Coppel, así como legisladores federales y locales, de quienes tuvo presentes a Olegaria Carrasco y a Faustino Hernández.

COMENTAR ESTA NOTA