Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agronegocios

COMO NUNCA, CENTROS DE ACOPIO ABUSARON DEL PRODUCTOR.

  • Compartir

Además de aplicar descuentos de hasta 350 pesos por tonelada, algunos ‘bodegueros’ orillan al productor a vender por la libre, aun estando validados

Redacción

Culiacán, Sinaloa, a 25 de junio de 2019._ Con cobros exagerados de hasta 350 pesos por tonelada recibida, algunos centros de acopio como Marfill buscan ‘acabar con la gallina de los huevos de oro’, al liquidar la cosecha en hasta 3,300 pesos por tonelada.

Y es que el proceso de comercialización de este grano se ha caracterizado por el embate de los ‘bodegueros’ que, so pretexto de que el industrial no pagaría por los servicios, específicamente Cargill, decidió trasladar el cobro al productor, de manera unilateral y sin ponerlo a su consideración.

En ese sentido, las contrataciones de maíz se pararon y se hizo una verdadera ‘rebatinga’ para adquirir la cosecha por la vía libre, orillando al productor a malbaratar lo que, por meses, venía cuidando.

Ante el embate de las organizaciones agrícolas como la Liga de Comunidades Agrarias, la CAADES, la ANAPSIN, la Coordinadora Única de Productores y el CAP, el gobierno federal dio atención al tema y, si bien el secretario Víctor Villalobos no recibió a los dirigentes, si envió a funcionarios de ASERCA para anunciar la reactivación de la contratación.

Lo anterior, trascendió, se hizo debido a que la administración federal saliente, dejó varios adeudos al industrial, mismos que se cubrieron por parte del gobierno federal actual e, incluso, se les reiteró un incentivo para el traslado del grano.

No obstante, las acciones de Cargill dejaron graves consecuencias a Sinaloa; una ola de cobros indebidos por parte de los bodegueros como Patrón ($80.00 por tonelada); Marfill ($350.00) por tonelada), Agrosilos ($110.00),;  entre otros.

Asimismo, algunas bodegas decidieron no contratar a sus productores validados. Es el caso de PURP y Granos de Sinaloa, quienes dejaron al garete a los agricultores que se encuentran bastante preocupados.

Y si bien las ventanillas siguen abiertas, la rebatinga por el maíz libre continua entre 3,500 y 3,600 pesos por tonelada, poniendo en riesgo no solo la utilidad del productor, si no también orillándolos a caer en cartera vencida.

Comentarios ha estado recibiendo quejas de productores, desde El Fuerte, hasta el municipio de Sinaloa, Angostura, Salvador Alvarado e incluso Culiacán, dejando claro que la situación es por demás complicada.

Esta mañana, Faustino Hernández, dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias ya adelantó que habrá procesos legales en contra de los cobros injustos, mismos que serán avalados por el resto de las organizaciones agrícolas.

Mientras tanto, las autoridades federales brillan por su ausencia, y otras organizaciones, ‘se pelean’ en el Congreso del Estado por una cuota ejidal, de apenas cuatro pesos por tonelada.

Y queda la duda: ¿Serán los mismos bodegueros los que están detrás de los movimientos en contra de las organizaciones? ¿buscan debilitar al gremio?

COMENTAR ESTA NOTA