Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agricultura

Los productores de Sinaloa ¡No somos ricos, presidente!.

  • Compartir

Marco Díaz

Costa Rica, Sinaloa, 11 de octubre de 2019._ El calor abrasador no fue impedimiento para que un centenar de productores agrícolas, del sector social y privado, se concentraran en la caseta de peaje de Costa Rica para esperar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Luego de casi dos horas de espera y con un pliego petitorio firmado por más de 15 organizaciones agrícolas, López Obrador arribó al lugar en la camioneta oficial del gobierno del estado, en la cual también se encontraba el gobernador Quirino Ordaz Coppel.

Sin bajarse del vehículo, el primer mandatario nacional escuchó a los dirigentes Faustino Hernández y Gustavo Rojo, de la CNC y la Caades, respectivamente.

Ambos, manifestaron la necesidad de dar certidumbre a la comercialización de maíz blanco en Sinaloa, que alcanza los seis millones de toneladas al año, y por ello, la entidad es pieza clave para lograr la suficiencia alimentaria, afirmó Rojo Plasencia.

¡No somos ricos, no somos ricos! gritaban campesinos que se colocaron al frente de la camioneta, con pancartas en mano en donde exigían un presupuesto y precios justos para sus cosechas.

Y aunque López Obrador se mantuvo por algunos minutos en la idea de seguir apoyando solamente a los productores de hasta 20 toneladas, tras escuchar los argumentos de los productores, decidió revisar el tema y que el gobernador Quirino Ordaz sea el conducto para dar seguimiento.

El presidente de México aseguró que lo más importante es que en México se produzca lo que se consume y se está impulsando la producción empezando por los más chicos, con precios de garantía de 5,610 pesos en el caso del maíz, en hasta 20 toneladas.

«Ayúdenos, vamos a quedar a merced de los grandes, vamos a quedar a merced de los gargantudos», exclamaba Hernández Álvarez.

«Pónganse de acuerdo con el gobernador y vamos a ver de qué manera», expresó López Obrador.

Por último, afirmó que el programa «Sembrando Vida» maneja 26 mil millones de pesos que maneja la Secretaría de Bienestar y no la SADER, dichos recursos, dijo, se deben considerar como parte del presupuesto para el campo.

COMENTAR ESTA NOTA