Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Sector Pecuario

Mal día para la ganadería, cae el estatus zoosanitario.

  • Compartir


Ganaderos aseguran se ha realizado un “gran esfuerzo” y trabajo para mejorar la sanidad y trazabilidad de la ganadería

Redacción


Culiacán Sinaloa, sábado 26 de octubre.- El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos retiró la clasificación de Acreditado que ostentaba la entidad para quedar como No Acreditado, lo que limitará la movilidad de animales en pie a otras entidades, informó Manuel Urquijo Beltrán, presidente de la Unión Ganadera Regional de Sinaloa.

El también ganadero calificó como muy lamentable el haber recibido esta información porque el pasado mes de junio, cuando se recibió la visita de personal del SENASICA y de la misma USDA para verificar avances, el personal de inspección habría reconocido que se tenían avances significativos en materia sanitaria.


Agregó que si bien se trabajó por cumplir con la normativa para mantener el estatus zoosanitario, el día de ayer recibieron un comunicado de parte del doctor Miguel Ángel Castillo, director de campañas sanitarias, dirigido al Secretario Manuel Tarriba, en donde se daba a conocer que el USDA determinó colocar a Sinaloa, con el estatus de No Aprobado.

El argumento del funcionario federal, manifestado en el oficio enviado, dijo fue que no se cumplió con el barrido sanitario de inspección, que la prevalencia sanitaria durante 2018 fue de .53 por ciento, así como observaciones a los corrales de engorda con relación a la movilización de ganado.

Urquijo Beltrán refutó estos argumentos señalando que a la fecha, se tiene un avance del 70 por ciento en el barrido sanitario, la prevalencia sanitaria del ganado es del .38 por ciento y se ha avanzado en materia de movilidad de ganado al contar con un registro de todo el ganado que se moviliza de un corral a un rastro por lo que, se está en plena discordancia entre lo que informa USDA y la realidad de la ganadería en la entidad.

Por su parte, el Secretario Manuel Tarriba, reconoció que el retiro del estatus es de impacto para la ganadería en la entidad pero no de grandes proporciones ya que, al no ser una actividad de exportación, sino de consumo interno, no perjudica mucho a los productores de la localidad salvo a los pequeños productores que pudieran perder precio de sus hatos por lo que por instrucciones del gobernador, Quirino Ordaz, ya se trabaja en el diseño e implementación de programas de apoyo para evitar que la actividad ganadera tenga un perjuicio económico derivado del dictamen recibido.

COMENTAR ESTA NOTA