Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Académico, Tecnología

Introducción al cultivo in vitro de tejidos vegetales.

  • Compartir

La Fundación Produce Sinaloa cuenta con un Laboratorio de Propagación de Plantas In Vitro

Culiacán, Sin._ Uno de los avances más significativos de la biotecnología vegetal, es el cultivo de tejidos in vitro. Siendo este un conjunto de técnicas que permiten el establecimiento, mantenimiento y desarrollo de cualquier parte de una planta. En teoría, pudiendo partir desde una célula hasta un organismo completo.

La Fundación Produce Sinaloa, que preside Gustavo Rojo Plascencia, cuenta con un Laboratorio de Propagación de Plantas In Vitro, mismas que tienen como característica, mantener las condiciones de cultivo artificiales, controladas y sobre todo en condiciones axénicas.


El cultivo de tejidos vegetales representa una herramienta de gran impacto en la biología vegetal para la resolución de problemas básicos y aplicados, ya que permite contar con modelos ideales para investigaciones en el área de fisiología, bioquímica, genética y estructural.

Estas acciones, no solo impactan en la investigación, ya que una de las noblezas de esta técnica biotecnológica, es permitir la clonación, conservación y manipulación in vitro de cualquier material vegetal. Logrando la generación de plantas libres de patógenos en relativamente corto tiempo, en comparación con una reproducción natural para algunas especies, donde sus ciclos de reproducción son largos.


El éxito de todo cultivo in vitro puede fundamentarse en la elección correcta del explante inicial que se usará, el tipo de medio y la constitución de este, y sobre todo garantizar la asepsia del cultivo. Si estas condiciones se cumplen, es posible lograr regenerar plantas completas a partir de pequeños fragmentos de tejido vegetal en condiciones artificiales y controladas.


La regeneración de plantas in vitro puede darse mediante tres vías principales, la brotación y proliferación de yemas, la embriogénesis somática y la organogénesis.

En el primer caso se parte de meristemos ya formados, mientras que en la embriogénesis somática y la organogénesis se parte de tejidos no meristemáticos, por lo que en esos casos es necesario un proceso de desdiferenciación y rediferenciación, logrando así obtener embriones somáticos o brotes adventicios.

Es importante mencionar que la organogénesis se fundamenta en la totipotencialidad celular. En teoría, que cada célula vegetal cuenta con la información genética necesaria para constituir una planta completa. Sin embargo, no todos los tipos celulares son capaces de desencadenar este proceso. Una de las causas es el grado de diferenciación celular, ya que la capacidad de desdiferenciación y rediferenciación decrece conforme se incrementa el grado de diferenciación celular. Además, de otros factores que regulan este proceso, del cual se hablará posteriormente con mayor profundidad.

Dra. Mayra Janeth Esparza Araiza
Respondable del Laboratorio de Propagación de Plantas In Vitro de Fundación Produce Sinaloa
mesparza@fps.org.mx

COMENTAR ESTA NOTA