Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agricultura, Colaboración

Opinión. La importancia de tener semillas de calidad.

  • Compartir

Lic. Gustavo Rojo Plascencia

Presidente de la CAADES

La productividad y rentabilidad agrícola depende de factores climatológicos como el frío, el viento, el calor, la lluvia, o las granizadas; también depende de variables controladas por el humano, como la preparación del suelo, la irrigación, la siembra, la nutrición, el manejo integrado de plagas y enfermedades… pero sin duda alguna gran parte del éxito a la hora de la cosecha es la selección de la semilla.

Al momento de escoger la semilla por lo general nos fijamos en el porcentaje de germinación, pero también se debe tomar en cuenta el vigor, la pureza, la limpieza y que sea una semilla libre de plagas y enfermedades, así como que sea certificada por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS).

Afortunadamente el mejoramiento genético ha desarrollado variedades de semillas adaptadas a cada región y con características deseadas para el consumo humano, pecuario e incluso industrial y desde luego con el potencial de rendimiento deseado.

En Sinaloa contamos con variedades mejoradas, por ejemplo en el caso del garbanzo se cuenta con la variedad Blanco Sinaloa – 92, la cual es la de mejor calidad a nivel mundial, teniendo un potencial de rendimiento de 3.5 toneladas por hectárea, sin embargo se levanta en promedio sólo 1.92 toneladas por hectárea, esto se debe a que de las 20 mil hectáreas de siembra programadas, sólo se cuenta con semilla certificada para la mitad de la superficie.

En el caso del frijol se han desarrollado variedades de tipo azufrado como el Azufrado Higuera, con un potencial de rendimiento de 3.2 toneladas por hectárea, sin embargo se levanta un promedio de 1.89 toneladas por hectárea, ya que de las 70 mil hectáreas programadas para siembra de frijol sólo se cuenta con semilla certificada para15 mil hectáreas.

La oferta insuficiente de semilla de alta calidad se ha convertido en una constante, y esto ha impactado en la productividad y competitividad en ambas cadenas. Esto explica en gran medida, porque los rendimientos reales de estos cultivos están muy por debajo de sus potenciales genéticos.

Con la intención de mejorar la productividad de los cultivos, La Fundación Produce Sinaloa, a través del Centro de Validación y Transferencia de Tecnología de Sinaloa; puso en marcha un programa de reproducción de semilla de alta calidad para garbanzo y frijol, esto aumentaría la disponibilidad de semilla registrada y certificada para tratar de cubrir las necesidades demandadas por estas dos leguminosas.

Si se cumpliera con los supuestos de manejo agronómico incluyendo la utilización de semilla certificada y si las condiciones climáticas fueran favorables, se podría esperar que la siembra de garbanzo y frijol sean económicamente rentables.

Es fundamental, que junto con los demás organismos involucrados, consolidemos un programa estatal de reproducción de semilla de alta calidad para mejorar la productividad y en consecuencia la rentabilidad de estos cultivos.

COMENTAR ESTA NOTA