Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Colaboración

La sequía dificultará el ciclo P-V 2021.

  • Compartir

Samuel Sarmiento: asesor agroindustrial y financiero.

#AlguienTieneQueDecirlo

A propósito de que el 22 de marzo se celebró el día mundial del agua, les comento que, a nivel nacional, para evaluar la vulnerabilidad de las regiones ante los problemas de sequía se utiliza el Monitor de Sequía en México, que es un reporte elaborado por el Servicio Meteorológico Nacionaly cuyos criterios van desde “anormalmente seco, sequía moderada, sequía severa, sequía extrema hasta sequía excepcional”.

Actualmente, el 83% de todo el territorio nacional presenta algún grado de sequía.

Aquí en Sinaloa, anualmente se irrigan más de 840,000 hectáreas de diversos granos, hortalizas, oleaginosas, forrajes y fibras industriales. Esto es posible gracias a que desde hace más de 8 décadas se ha construido en Sinaloa, la mayor infraestructura hidroagrícola del país, compuesta por 11 presas en operación, una más terminada, pero sin canales de riego (Picachos) y otra en proceso de construcción (Santa María), pero que en un futuro cercano permitirán regar 46,000 hectáreas adicionales, detonando así, el potencial productivo de los municipios de Mazatlán, Concordia, Rosario y Escuinapa.

Sin embargo, al día de hoy, las presas en Sinaloa sólo tienen alrededor de 2,500 millones de metros cúbicos de agua, esto representa el 16.7% de la capacidad de conservación.

Para dimensionarlo, basta decir que, el año pasado las presas estaban al 60% y el promedio de los últimos 25 años es del 45%.

Esta situación representa una emergencia por la escasez de agua, que fue confirmada la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), quien reporta que los 18 municipios de Sinaloa enfrentan problemas de sequía y en general, el estado ha pasado de sequía severa a sequía extrema.

Y lo puntualizo, 12 municipios registran sequía severa y 6 municipios sequía extrema, estos últimos son Culiacán, Navolato, Cosalá, Badiraguato, Mocorito y Salvador Alvarado.

La sequía es particularmente negativa para un estado cuya economía depende el 12% de las actividades primarias, en contraste del 3.4% nacional. Aquí en Sinaloa, si algo le pasa al campo,esto impacta directamente el resto de las actividades económicas.

Hay que recordar que nuestro estado es el granero de México, producimos el 24% del maíz, el 33% del pepino, el 23% del tomate y del chile verde y el 15% del frijol, que se produce en todo el territorio nacional y que nos permite generar ingresos superiores a los 57,000 millones de pesos del sector agrícola.

Por otro lado, la explicación del bajo nivel de las presas son las bajas precipitaciones y huracanes del año pasado, que fueron insuficientes para abastecer de agua las presas, sumado al fenómeno climático de “la niña”, que ha provocado cambios notables en las temperaturas y en los periodos de lluvia.

Por lo que se estima que esta falta de agua provocará dificultades para los últimos riegos del ciclo otoño-invierno 2020-2021,principalmente a aquellos cultivos con alta demanda de agua como el maíz y complicará el ciclo primavera-verano 2021.

Bajos rendimientos y menor producción que impacte en el alza de los precios de la canasta básica,podrían ser algunos de los riesgos asociados a la sequía que actualmente enfrentamos y eso #AlguienTieneQueDecirlo.

Los invito a seguirme en mis redes sociales:

Facebook: samuel_sarmiento79@hotmail.com

Twitter: @SarmientoGamez

COMENTAR ESTA NOTA