Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agricultura, Agronegocios

Una planeación de cultivos, sin sanción a quienes la incumplan, sólo queda en buenas intenciones.

  • Compartir

Samuel Sarmiento: asesor agroindustrial y financiero

Este sábado se reunieron los integrantes del Consejo Estatal de Desarrollo Rural Sustentable, para definir la planeación de siembras del ciclo otoño-invierno 2021-2022, sólo para contextualizarlo, este Consejo Estatal se fundamenta en la Ley de Desarrollo Rural Sustentable del Estado de Sinaloa, promulgada en el 2013, es decir, 12 años después de la Ley Nacional y básicamente es un órgano consultivo, donde participan todas las organizaciones, tanto del sector social y privado, así como los industriales, comercializadores y todas las dependencias federales y estatales que inciden con programas, recursos o acciones en el medio rural.

Este consejo estatal tiene como objetivo de proponer, analizar y aprobar las políticas públicas que se aplican en el medio rural. 

En este caso, la planeación de siembras se realizó básicamente sobre 4 criterios:

  1. El potencial productivo de las regiones. No es lo mismo, el tipo de tierra ni las condiciones climáticas del norte, centro y sur del estado.
  2. Los mercados, es decir, la tendencia de los precios internacionales, nacionales y regionales.
  3. Las políticas de apoyo a la comercialización.
  4. Y la variable más importante para este ciclo agrícola, que es la disponibilidad de agua en las presas.

En el tema de los mercados, el precio del maíz ha bajado de $6,500 por tonelada (288 dólares en la primera semana de mayo del 2021) a actualmente $5,000 para julio del 2022. Una pérdida de $1,500 pesos por tonelada.

El trigo viene de un tope de $6,200 por tonelada (280 dólares) y ha caído a $5,800 para julio del siguiente año. Una pérdida de $400 por tonelada.

En el caso del maíz tiene una explicación coyuntural, Estados Unidos, quien es el principal productor de maíz está cosechando y eso ha derrumbado los mercados internacionales. Es muy posible que para noviembre o diciembre repunten nuevamente los precios.

En el tema del agua, hoy las presas tienen almacenados 8,850 millones de metros de agua, esto significa el 58.2% de su capacidad, hay que recordar que a finales de junio se encontraban al 9.3%, es decir, en 3 meses han subido casi 50 puntos porcentuales, aún se encuentran por debajo del 59.8%, del año pasado.

Con estas variables, el Consejo Estatal de Desarrollo Rural Sustentable, aprobó la siembra de 711,489 hectáreas para el ciclo otoño-invierno 2021-2022.

Destaca el maíz blanco que bajó de 457 mil hectáreas a 420 mil hectáreas. Lo cual es bueno, pero insuficiente, porque si a los productores les dices que siembren 420 mil hectáreas, entonces, se van a terminar sembrando 500 mil hectáreas mínimo.

Y les pongo un ejemplo, en el 2019 se programaron 346 mil hectáreas y terminaron sembrando 491 mil hectáreas, 150 mil adicionales.

Hay que recordar que el maíz es el cultivo más demandante de agua y si se siembra una gran superficie dejarían las presas secas tal y como ocurrió este año, poniendo en riesgo el ciclo primavera-verano 2022 y el agua para consumo humano.

Para el maíz amarillo se proponen 10 mil hectáreas, que es una cifra muy optimista, el año pasado se sembraron 2,700 hectáreas. Este cultivo no aumenta su superficie si no hay apoyos gubernamentales que compensen el menor rendimiento respecto del maíz.

En el caso del trigo, reducen la superficie de 43 mil a 40 mil hectáreas,cuando el mercado puede soportar entre 50 y 60 mil hectáreas.

El frijol, también reducen la superficie de 70 mil a 60 mil hectáreas, cuando el mercado está perfectamente equilibrado con esas 70 mil hectáreas que se sembraron.

El sorgo será una buena opción de cultivo con alta rentabilidad, se propone aumentar de 14 mil a 50 mil hectáreas, que es una buena opción, ya que los precios del sorgo siguen a los precios del maíz, alrededor de $300 abajo. Tiene un menor rendimiento, pero se compensa con costos de producción más bajos.

En conclusión, la planeación de siembra del siguiente ciclo agrícola es positiva y manda buenas señales al mercado, sin embargo, el problema es que sólo se quedará en eso, una planeación, mientras no existan mecanismos de sanción a los módulos de riego y a los productores que incumplan con lo acordado en el Consejo Estatal de Desarrollo Rural Sustentable, que es la máxima autoridad del estado, difícilmente se logrará empatar la planeación con la superficie real que se siembra y esto seguirá distorsionando los mercados agrícolas, en perjuicio de los mismos productores.

Los invito a seguirme en mis redes sociales:

Facebook: samuel_sarmiento79@hotmail.com y la página @AlguienTieneQueDecirlo

 Twitter: @SarmientoGamez

COMENTAR ESTA NOTA