Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agricultura, Agronegocios

Lejos de la autosuficiencia, México sigue importando maíz a niveles históricos.

  • Compartir

Redacción

Culiacán, Sin., 30 de septiembre de 2021._ México continúa acrecentando su dependencia en productos básicos como el maíz, pues sólo durante el primer semestre del año se importaron 8.7 millones de toneladas (927 mil), respecto del mismo periodo del año pasado, es decir, 13%.

A través de un boletín informativo, el Consejo Nacional Agropecuario explicó que: «Aunque autoridades del sector agroalimentario aseguran que somos autosuficientes en la producción del maíz blanco y que la meta del Gobierno federal es reducir la dependencia que tenemos de Estados Unidos en cuanto a maíz amarillo -necesario para el sector pecuario- eso está muy lejos de hacerse realidad».

En el marco del Día Nacional del Maíz, que se celebró ayer, el CNC señaló que organizaciones del sector proyectan que México cerrará el año con 17.9 millones de toneladas de maíz importado, cifra por encima del récord registrado en 2018 de 17.1 millones de toneladas.

En tanto, la Secretaría de Economía informó que de enero a junio las importaciones de maíz amarillo tuvieron un incremento del 12% , mientras que las de maíz blanco se incrementaron en un 47%, durante el periodo de referencia.

A pesar de que se ha registrado una buena temporada de lluvias y las presas están a 55% de su capacidad, lo que permite anticipar buenos resultados para el ciclo de siembra otoño-invierno, la producción de maíz grano en el país ha tenido un paso lento.

Las cifras disponibles en el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) dan cuenta de que se han producido 8.07 millones de toneladas, lo que representa una disminución del 7.7% con respecto a la producción del mismo periodo de 2020. De acuerdo con el documento de Expectativas Agroalimentarias 2021 del SIAP para el presente año se espera una cosecha de 28.42 millones de toneladas de maíz, que incluye tanto amarillo como blanco.

En general, en granos básicos y oleaginosas la producción se ha estancado en años recientes, después de alcanzar un máximo en 2016 y la superficie destinada a la producción se ha reducido derivado de la sequía registrada.

Asimismo, el rendimiento promedio de maíz blanco a nivel nacional ha mejorado muy paulatinamente y con altibajos; del 2010 al 2020 el rendimiento aumentó de 3.15 a 3.69 toneladas por hectárea, mientras que en Estados Unidos la cifra se ubica ya en 10.5 toneladas, un 185% superior.

Lo anterior, en combinación con el incremento en las importaciones, ha aumentado el nivel de dependencia alimentaria para granos básicos, incluyendo el maíz, rebasando la recomendación de la FAO, de que un país no dependa en más del 75% de compras externas para atender su consumo interno.

Para realmente aumentar la producción y productividad en el cultivo de granos básicos, incluyendo el maíz, el CNA considera que se requieren políticas de fomento productivo, con una mayor utilización de variedades mejoradas, y que se atiendan las necesidades de apoyo a todos los segmentos de productores, pues todos son importantes si se quiere avanzar hacia una menor dependencia alimentaria.

COMENTAR ESTA NOTA