Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agronegocios

Ganan terreno en invernadero.

  • Compartir

Con 25 años en el mercado, Invermex se ha ganado la confianza de los productores para adquirir sus productos

Marcela Hernández/ @marubih

Un invernadero destruido por la fuerza del huracán significó una oportunidad para Jesús Chaín Castro, quien en ese momento se dedicaba a la electricidad.

Para ayudar a un amigo, montó un pequeño taller para reconstruir un invernadero, que después se convertiría en Invermex, una competencia para los distribuidores de equipos que hasta ese momento importaban la totalidad de los productos.

El empresario no se quería conformar con ser distribuidor.

“Ese mismo agricultor nos contrató para un crecimiento que iba a hacer, así empezamos a hacer invernaderos”, relata Chaín Castro.

La entrada al mercado no fue fácil, pero en 25 años se han ganado la confianza de más y más productores en el País.

“Fue muy complicado, estábamos compitiendo contra España Holanda, Israel, Canadá, Estados Unidos, nosotros éramos una industria sumamente pequeña, sin posibilidades de otorgar créditos, y era muy común que todo ese tipo de países llegaran con invernaderos con crédito, con muchas cosas”, recuerda el empresario.

“Las cosas se fueron acomodando, tuvimos mucha confianza de muchos productores importantes de la región y eso nos abrió las puertas para que pudiéramos crecer y nos vieran otros productores y nos empezaran a contratar, a pesar de que no dábamos crédito y no damos todavía”.

–¿La curva de aprendizaje para realizar el invernadero, cuánto tiempo les llevó?

El tiempo nos llevó un año, dos años, pero esto no termina porque todas las estructuras y los mecanismos de los invernaderos se siguen mejorando, se siguen haciendo nuevos, hay nuevas formas de cultivo, nuevas formas de cultivo y tienes que irte actualizando, la curva no ha terminado, no creo que pueda decir que alguien ya se las sabe de todas, todas, esto tiene que ir creciendo, irse desarrollando.

–Se piensa mucho que se importa todo…

Todo venía de fuera, piensa ahorita en estos 25 años, creo que andamos cerca de las 5 mil hectáreas cubiertas y con la nueva industria que acabamos de echar a andar, que ese la textil, nosotros estamos fabricando 400 hectáreas de malla por año, mismas hectáreas que se traían de fuera, teníamos que comprar a proveedores externos, algunos de España, Israel, Chile traíamos algunas, ahorita cuando menos esas ya se están haciendo aquí.

La idea es seguir avanzando en esa área, porque la demanda no es solamente algo nuevo que se construye sino lo que se tiene que ir reponiendo, es un mercado importante.

–Está creciendo mucho la agricultura protegida.

Sigue en ascenso la curva de desarrollo del cultivo protegido sigue muy fuerte.

–¿Qué perspectivas ve para el sector, tendencias?

Yo creo que lo que es la agricultura en general es a cultivo protegido, y dentro del área de los cultivos protegidos, la manera de cultivar de manera hidropónica es la que va a crecer más porque garantiza menos enfermedades y productos más sanos, aun más el mercado que está creciendo fuerte, muy fuerte es el área orgánica, los cultivos orgánicos dentro de invernaderos van a desarrollarse mucho, todo esto no solamente tiene que ver con tomates, chiles y pepinos, la agroindustria o todo el sector agroalimentario que incluye lo porcino avícola, acuícola, puede desarrollarse bajo esquemas de invernadero, tanto el desarrollo avícola de libre pastoreo, es la manera de proteger ese tipo de cosas, todo ese desarrollo orgánico, hidropónico, es lo que viene y es lo que te digo, tienes que irte actualizando, porque vienen nuevas tecnologías, nuevos productos y nuevas maneras de ir protegiendo.

–¿Qué otras cosas están haciendo aparte de paneles solares?

 

Empezamos con el desarrollo en energías renovables empezamos a ver la posibilidad de un mercado nuevo que se empezaba a abrir en el área fotovoltaica que son los paneles y fototérmica, que es agua caliente, el área eólica, empezamos a ver qué áreas podíamos empezar a desarrollar, empezamos con lo fotovoltaico y lo fototérmico.

 

Eso sumado a que estábamos fabricando lámparas LED para alumbrado público, empezamos a manejar la combinación, kits, buscar proveedores, equipos, maquinaria, lo demás es cuestión técnica que dominamos perfectamente bien.

 

Estamos trabajando en interconexiones a la red, sistemas de iluminación, sistemas isla para granjas, hay áreas donde no existe energía eléctrica y es complicado mover la energía por las  distancias, los sistemas fotovoltaicos resuelven muy bien.

 

 

Busca la independencia de mercados

 

Chaín Castro es de los que piensa que no se puede estar pasivo, por eso siempre busca nuevos productos.

 

“Pienso que te puedes quedar sentado esperando que otros países como China, Taiwán prácticamente te invadan de productos y te conviertes en comercializador, o te pones a ver como hacen las cosas y cuál ha sido su éxito y empezar a luchar para que se hagan las cosas”, comentó.

 

“Las cosas no son fáciles, la manera de pensar, de ser de nosotros, de los trabajadores, son complejas y distintas  a otros países, siempre hay que buscar cómo hacer las cosas y no pensar en por qué no se puede, eso es lo que hemos hecho”.

 

Para el empresario, la agricultura protegida es la industrialización del campo, con nuevas generaciones que traen formas nuevas de hacer las cosas.

 

–Sus hijos están aquí.

 

Sí, es la sangre nueva, mis hijos los tres están aquí.

 

–¿Usted les pidió estar en la empresa?

 

Ellos solitos cayeron, ellos a la mejor fue el ejemplo que vieron conmigo, al a mejor me vieron tan mal que dijeron vamos a ayudar al viejito, ha sido fabulosa la sangre nueva, yo lo veo, la visión de ellos y la mía es distinta.

COMENTAR ESTA NOTA