Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Editorial

Transformación.

  • Compartir

 

Marco Díaz/@marcodiazr87

 

Desde hace años Sinaloa es reconocido como el granero de México y uno de los principales productores hortícolas a nivel nacional, las cosechas de maíz sostienen la materia prima para la elaboración de tortilla que se consume en nuestro país. Ademas, las hortalizas generan una gran cantidad de empleos y atraen divisas a nuestro estado.

 

Sin embargo, la ciudad capital no se vislumbra identificada con esta actividad económica. A pesar de estar rodeada por grandes predios que la mayoría del año se mantienen verdes y cambian de color conforme avanza el ciclo agrícola, existen pocos espacios al interior de Culiacán que hacen referencia a la actividad.

 

El Mercado de Abastos de Culiacán, un espacio comercial muy dinámico, ha sido prácticamente abandonado por los gobierno federales, estatales y municipales, a través de los años. No obstante, un grupo de empresarios liderados por Heriberto Vlaminck Seidel, director de Triple H, buscan cambiar esto e integrar al mercado como parte de la identidad del municipio.

 

Así va tomando forma el Parque Agroalimentario Sinaloa Siglo XXI, un espacio que será propio para los agronegocios, el almacenaje y comercialización de productos frescos, cosechados en nuestro estado y destinados para el consumo regional, nacional e internacional.

 

El proyecto es, sin duda, ambicioso, pues requerirá de una millonaria inversión para reconstruir la zona y transformarla en un Agroparque, a la par de los que ya existen en otras artes del mundo como Europa.

 

Para lograr lo anterior se requiere de la participación de todos los niveles de gobierno, de los empresarios que integran al Mercado de Abastos de Culiacán y la sociedad en general, pues representa una importante fuente de empleos y, por supuesto, un nuevo rostro para capital sinaloense.

 

Con el empuje de los empresarios, se espera que el proyecto no quede solamente en el tintero, y sea un ejemplo a nivel nacional, y por qué no, internacional.

COMENTAR ESTA NOTA