Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Editorial

Nuevo rumbo.

  • Compartir

 

Marco Díaz/@Marcodiazr87

 

Desde el inicio de este año, la designación del productor agrícola, Juan Enrique Habermann, como titular de la Secretaría de Agricultura y Ganadería del gobierno del estado generó expectativas entre muchos productores, sobre todo del sector privado.

 

Con una carrera ampliamente conocida en la agricultura y horticultor descendiente prácticamente de la vieja escuela al interior de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán, Habermann Gastélum ha tenido una participación destaca en su rubro, ha dado el paso de productor, a empresario.

 

La línea que marca la renovada Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAyG) en Sinaloa va enfocada a la innovación, sustentabilidad y rentabilidad, dando señales de impulso a nuevos mercados y a la disminución de los costos de producción, tanto en agricultura como en ganadería.

 

Prueba de ello es la visita de una misión de compradores sudamericanos, quienes mostraron interés en el maíz sinaloense, sosteniendo reuniones con productores y con el mismo gobierno estatal.

 

Un paso más, fue la consolidación de la alianza público-privada entre SACSA, Kellogg’s y el CIMMYT,  donde la trasnacional adquirirá maíz amarillo producido bajo técnicas sustentables promovidas y supervisadas por el CIMMYT, mientras que grupo SACSA se encargará de acopiar e iniciar la transformación del grano.

 

En el tema sanitario, la SAyG retomó campañas fitosanitarias para las hortalizas, mismas que no habían funcionado ante la escasez de recursos federales y que hoy operarán con presupuesto estatal, vía Cesavesin.

 

Con respecto al barrido sanitario del sector pecuario, Daniel Osuna Román, dirigente de los ganaderos en el estado, informó que se cumplirá en tiempo y forma con los compromisos adquiridos ante el Senasica, aumentando las expectativas para que Sinaloa cuente con un estatus zoosanitario que le haga más competitivo.

 

Por último, la gestión por la actualización del ingreso objetivo para los granos es motivo de celebración por parte de los productores, pues este no ha aumentado en los últimos años.

 

Los pasos de la SAyG son certeros y aunque el camino es sinuoso, la luz de un nuevo rumbo para el sector primario, brilla más que nunca.

COMENTAR ESTA NOTA