Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agronegocios

Productores del Évora, proveerían maíz sustentable a Kellogg’s.

  • Compartir

Marco Díaz/@Marcodiazr87

Angostura, Sinaloa, a 26 de abril de 2018.- El programa de Abastecimiento Sustentable de Maíz Amarillo establecido el año pasado por la trasnacional Kellogg’s, la empresa sinaloense SACSA y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT) ampliará su cobertura hacia el Valle del Évora.

Estableciendo una relación de trabajo con el Club de Labranza de Conservación de la región del Évora, se busca proveer de maíz amarillo producido bajo técnicas sustentables a la empresa Kellogg’s, cuyo acopiador y proveedor será SACSA.

En ese sentido, Diego Mojardín, subsecretario de agricultura estatal, destacó que la Secretaría está haciendo su parte con la creación de 7 centrales de maquinaria ubicadas en puntos estratégicos a lo largo del estado, mismas que se buscará duplicar este año.

Mojardín Ureta informó que para este año, todas las sembradoras que se apoyen por medio del programa de concurrencia deberán de contar con el disco cortador, una herramienta que facilita la labranza de conservación.

“Ganar-Ganar”

En su mensaje, Leonardo Lugo Gaxiola, coordinador técnico del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, informó que en Sinaloa ya se cuenta con poco más de 8,140 hectáreas bajo labranza de conservación.

Dijo que a partir de este programa, se da inicio a una relación de trabajo en donde la industria hace convenio con una empresa acopiadora, buscando incentivar al agricultor por las técnicas sustentables de producción, teniendo como base la labranza de conservación.

Para el abastecimiento responsable y la agricultura sustentable de maíz, 2017-2021, Kellogg’s destinará 250 millones de pesos para adquirir 100,000 toneladas de grano, de las 300,000 que utiliza anualmente.

Lugo Gaxiola indicó que se busca la participación directa de 265 productores relacionados directamente con la producción de maíz amarillo sustentable, cuya labor se verá reflejada en el empaque del cereal, destacando tanto al productor como a la técnica de producción.

“Se trata de ganar-ganar, que gane el productor y que gane quien compre la cajita”, afirmó.

Para considerar sustentable el maíz, agregó, se deberá dejar el rastrojo, no incorporarlo; hacer la cama; nutrición integrada; manejo integrado de plagas; uso eficiente del agua, entre otros.

Las acciones antes mencionadas, expresó, además de dar un valor agregado al maíz amarillo representan una significativa disminución en el costo de producción, que pudiera alcanzar hasta los $4,554.00 por tonelada, además de la posibilidad de aumentar el rendimiento.

 

El incentivo

Por su parte, Filiberto Rivera, representante de SACSA, ejemplificó que el productor que se integre al programa deberá utilizar el Pioneer 32T83, un híbrido adaptado a la región del Valle del Évora, cuyo rendimiento se considera bueno, además de que cuenta con un grano de alta calidad para la industria y alto peso específico.

Dicho híbrido precoz que va los 155 a 165 a cosecha, y que se debe establecer del 1° al 30 de noviembre, para obtener resultados óptimos.

 

Se declaran listos

En su mensaje, Roberto Zatarain González, presidente del Club de Labranza de Conservación de la región del Évora, indicó que el organismo está compuesto por 228 productores que coinciden en prácticas de producción sustentable.

“Es muy motivante para nosotros como productores que continuemos con este esquema, y decirles que no hay que bajar la guardia; hay que continuar así, nosotros estamos pendientes de motivarlos para que nos ayuden a continuar produciendo de una manera sana, sustentable y rentable”.

Al respecto, Samuel López Angulo, socio del Club de Labranza y líder agrícola de la región, expresó que el esquema debe de ser atractivo para el productor, flexibilizando la entrega del grano a bodegas ubicadas en la zona.

“Nos parece bien, sobre todo por ese aliciente que se está manejando, que se debe actualizar para el próximo ciclo, esperemos a ver la nueva propuesta de la empresa, le damos continuidad a la reunión, y le entramos”.

Por último, Mario Urías, consideró positiva la reunión y declaró que los productores de la región están listos para fortalecer la producción sustentable de maíz.

El también dirigente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Évora expresó que en la región se ha fortalecido el control biológico gracias a la liberación de insectos benéficos que son reproducidos en el laboratorio de dicho organismo.

“Tenemos que ampliar este laboratorio para multiplicar por lo menos al doble la reproducción de insectos benéficos, que se han liberado en huertos de limón y en parcelas de maíz, frijol, hortalizas, etc.”

COMENTAR ESTA NOTA