Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agronegocios

Vínculo entre el productor y el sector privado.

  • Compartir

 

La Zona Centro de la Fundación Produce Sinaloa, busca ser un escaparate aprovechado por productores y empresas para dar a conocer las innovaciones en el agro

Marco Díaz/@Marcodiazr87

Aguaruto, Sin._

La presidencia del Consejo Consultivo de la Zona Centro de la Fundación Produce Sinaloa, es un nuevo reto profesional para Jorge Lugo Gaxiola.

Con 36 años de experiencia como productor agrícola, egresado de la Universidad de Arizona, en Tucson, se ha enfocado en la siembra de granos, pero también incursionó en hortalizas como el tomate.

En entrevista para la revista Comentarios, Lugo Gaxiola afirma que uno de los retos más importantes que tiene es el de consolidar el laboratorio de reproducción In Vitro, que se encuentra en el Centro de Innovación y Transferencia de Tecnología de la FPS.

El hoy dirigente, señala que al asumir esta nueva responsabilidad, la dirección de la FPS ya llevaba avanzado el proyecto del Agroinnova, que se llevó a cabo a principios de 2018, con éxito.

“En el Agroinnova involucramos a la investigación, a los proveedores, a los agricultores, el reto que se trazó nuestra gente, y al que me sumé, es importante”.

La fortaleza de la FPS en la zona centro, asegura, son las 20 hectáreas que componen al CITT, el cual tiene un potencial interesante, pues también cuenta con aulas de capacitación que serán aprovechadas en la jornada de transferencia de tecnología en el próximo verano.

Como parte de su visión por una agricultura sustentable, informa que en dichas conferencias se abordarán temas como labranza de conservación, nutrición vegetal, manejo de plagas y enfermedades, entre otros.

Asimismo, se considera acondicionar un espacio para reproducción de insectos benéficos, que en coordinación con el Cesavesin, sería una oportunidad para capacitar a productores y estudiantes en dicho rubro ecológico.

¿Cómo aprovecharán los invernaderos del CITT?

Nos vinculamos con dos tres compañías a nivel internacional, que ellos están haciendo su validación de nuevas variedades para sacarlas al mercado, Culiacán les ha parecido como uno de los centros más importantes para definir qué variedades se quedan en México.

Lo tenemos tanto en cielo abierto como en cultivo protegido, estamos usando la cantidad de fertilizantes y agroquímicos que ellos nos digan y si los quieren orgánicos o si los quieren químicos.

Nosotros estamos haciendo lo que ellos nos piden y así validar y después transferir a los agricultores lo que las diferentes empresas están haciendo para una mejor producción en el estado.

¿Cómo retomar la relación entre el horticultor y la FPS?

Ese es uno de los principales motivos para continuar con el Agroinnova; queremos involucrar a la mayor cantidad de proveedores que hay en el mundo y para esto tenemos un genetista que es quien está trabajando tanto en cultivo protegido como en cielo abierto.

En enero pasado, nos visitaron algunos de los principales productores de hortalizas, principalmente de Culiacán, Los Mochis y Guasave, y los que no pudieron venir nos mandaron a sus técnicos. Fue una vinculación importante, se llevaron un buen sabor de que es lo que quiere hacer Fundación.

Agroinnova fue un evento donde nosotros mandamos llamar a los diferentes proveedores que tenemos y les dimos un corto tiempo a manera de que ellos explicaran su innovación.

Tuvimos un área de donde ellos pudieran platicar a lo cortito y ver qué es lo que podían hacer en un futuro, gracias a este evento, ya tenemos un buen número de proveedores que se quieren involucrar con nosotros para la temporada que entra, esperemos  vuelva a ser satisfactorio para todos como fue en este evento anterior.

Queremos formar un buen pull de proveedores donde ellos se sientan confiados de la investigación que se está haciendo aquí, de las condiciones en que trabajamos de una manera imparcial, y de la información que vamos a difundir no nada más a nivel estado, sino a nivel México, porque ya hubo otros agricultores de la república  que están interesado en Agroinnova.

¿Cómo visualiza a la zona centro en un futuro inmediato?

La zona centro es y ha sido siempre el detonante de alta tecnología en la agricultura pues tenemos una gran superficie en invernaderos tecnificados, pero también estamos trabajando muy fuerte en labranza de conservación, buscando reducir costos con una rendimiento similar.

Tenemos la capacidad y tenemos el valle más tecnificado del noroeste del país, y nuestra intención es que se acerque toda la innovación para nosotros también ‘cacaraquearla’ ante el agricultor.

¿Cómo ha sido su experiencia en la labranza de conservación? ¿Por qué impulsarla?

En los 23 años que tengo en la labranza de conservación, lo primero que hice fue nivelar con rayo láser, al tener un terreno uniforme me dio la capacidad de que dejando el rastrojo en la superficie, controlar y aprovechar mejor el agua de riego o las lluvias.

Nos dimos a la tarea de comprar equipo para labranza de conservación pero también hemos adaptado equipos, realizado modificaciones a equipos de fertilizantes y de siembra.

Es necesario que los productores sepan que no van a gastar otra vez en una sembradora, otra vez en un equipo nuevo de fertilizante, a lo mejor con la cuarta parte o menos de lo que cuesta un equipo de esos tú haces una modificación y puedes sembrar en labranza de conservación.

El suelo es un ser vivo también, pero tiene reproducción en animales microscópicos, tenemos insectos, tenemos bacterias, tenemos virus que pueden ser buenos o malos para la siembra; hay que saber convivir con ellos.

¿Cómo ha sido la vinculación con los productores y el sector privado?

Me he estado enfocando en ver a empresas nacionales y trasnacionales, la mayoría con matriz o sede en Culiacán. Se busca que aprovechen el CITT para mostrar sus innovaciones en un lugar neutral como lo es la Fundación, que busca desarrollar, capacitar y transferir.

Además, he sostenido acercamientos con las diferentes casas comerciales, para hacer un pull de proveedores que es útil para interactuar al final de cada temporada y que participen en la información que genera la Fundación.

Todos son bienvenidos, esto está abierto al público en general, nosotros queremos que por medio de esos mismos proveedores, logremos capacitar tanto a los productores como a los técnicos de campo y año con año ir evolucionando en toda la tecnología que hay.

COMENTAR ESTA NOTA