Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Fitosanidad

Propone Mario Urías, planeación estratégica de siembras con base en disponibilidad de agua.

  • Compartir

Mario Urías Cuadras, presidente de la JLSVVE.

Marco Díaz

 

Culiacán, Sinaloa, a 22 de agosto de 2018._ La región del Évora, que comprende seis municipios de Sinaloa (Angostura, Salvador Alvarado, Mocorito, parte de Guasave, Navolato y Badiraguato) enfrenta el problema de escasez de agua, de cara al inicio del ciclo agrícola 2018-2019, señaló Mario Urías.

 

El dirigente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Évora dijo que los productores tendrán que sembrar ‘a fuerzas’ cultivos de baja demanda como el frijol y el garbanzo, leguminosas que ‘se dan bien’ en la región.

 

Durante una reunión organizada por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, para impulsar la adopción de la labranza de conservación, el líder agrícola tuvo la oportunidad de hacer la petición al Secretario de Agricultura Estatal, de que en regiones en donde haya disponibilidad de agua, se restrinjan los cultivos de baja demanda, para evitar un exceso de producción que ‘tumbe’ el precio de dichos granos.

 

“En esa región somos buenos productores de garbanzo y de frijol, aquí la propuesta que estamos haciendo a las dependencias que organizan la planeación de cultivos en todo el estado es que nos permitan a nosotros sembrar más de frijol, más de garbanzo y que en otras regiones con agua, se limiten, para no saturar el mercado”.

 

Urías Cuadras reconoció que el problema del agua es alarmante, por lo que se debe buscar estrategias para que a los productores les vaya lo mejor posible, dentro de las cuales invitó a los agricultores a sumarse al Club de Labranza de Conservación del Valle del Évora, que promueve un uso más eficiente del vital líquido y la disminución de costos.

 

Cabe señalar que actualmente la presa Eustaquio Buelna se encuentra al 49.6  mientras que la López Mateos se visualiza estancada en un 19.2% de su capacidad de conservación.

COMENTAR ESTA NOTA