Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Riego

Alberto Yuso López. Una vida dedicada a los módulos de riego.

  • Compartir

Convencido de que los distritos de riego son estratégicos para la seguridad alimentaria del país, quien por 24 años fuera director general de la ANUR, abre paso a nuevas generaciones

Marco Díaz

Ixtapa, Guerrero._ Hablar de Alberto Yuso López es, indiscutiblemente, hace referencia a la Asociación Nacional de Usuarios de Riego, el organismo de productores agrícolas más representativo y fuerte de México.

Yuso López, hasta diciembre de 2018, director general de la ANUR, una asociación que nació poco tiempo después de iniciada la transferencia de los distritos de riego por parte del Gobierno Federal, hacia los productores. Un proceso que se dio paulatinamente y que quienes tienen más de 25 años en la actividad conocen el antes y el después.

Oriundo de la ciudad de Los Mochis, el Licenciado Alberto Yuso inició la ANUR junto al sinaloense Eduardo Leyson Castro. Fue un 8 de julio de 1994 cuando se realizó la asamblea constitutiva, en la cual participaron 270 delegados, representantes de 307 asociaciones constituidas hasta esa fecha.

La ANUR nació con el objetivo de apoyar a las asociaciones civiles de usuarios de riego con gestión y asesoría para que, en su área de influencia, operen, conserven y administren infraestructura hidroagrícola y los volúmenes de agua concesionados, incrementando la eficiencia del uso de recurso hídrico y la productividad de los recursos tierra y agua.

Desde Eduardo Leyson, hasta Quintín Suárez

Durante la XXIV Asamblea General Ordinaria, celebrada en Ixtapa, Guerrero, dirigió un mensaje de despedida y de agradecimiento al sector que vio crecer por más de 24 años, al que le ha dedicado buena parte de su vida.

Recordó que en 1994 Eduardo Leyson, entonces dirigente de la ANUR, le pidió que cubriera el puesto de César Verduzco, quien por un accidente se tuvo que ausentar del cargo.

“Esos tres meses se convirtieron en 24 años, y la verdad no me arrepiento y  lo tome como un reto ya que la asociación no tenía recursos para pagarme mi sueldo,  duré cerca de dos años sin que se me pagara ya que con los pocos recursos que ingresaban solo podía cubrirle el sueldo al resto del personal”.

Dijo que fue hasta el segundo periodo del “Tano” Leyson, cuando se logró implementar el convenio de peso por peso con la Comisión Nacional del Agua, a raíz de esa acción, los módulos de riego comenzaron a creer en la ANUR y pagar las cuotas correspondientes, asegura.

A partir de entonces, la Asociación comenzó a trabajar en un censo nacional de maquinaria, además, la asamblea general ordinaria pasó de 300 asistentes a más de mil.

Ejemplificó que grandes cambios se dieron durante diversas gestiones; con José Navarro se logró la devolución del IVA; con Abel Hernández se gestionó un mayor presupuesto para infraestructura hidroagrícola; el programa de adquisición de derechos de agua (PADUA) que benefició a distritos de bombeo fue un beneficio que dejó Arnulfo Santiago Palacios.

“Las facilidades y beneficios del pago de los adeudos de PRODEP el apoyo al diésel agropecuario, y la compra de la casa donde se encuentran nuestras oficinas actuales fue un logro de mi gran amigo el Dr. Quintín Suárez Requena”.

Ante el inesperado fallecimiento del mochitense, llega Rafael Buenrostro y lo releva Mario Gallegos, éste último, señala, colocó a la ANUR en un plano internacional con su  participación en el Foro Mundial del Agua.

Con el actual dirigente, Quintín Suárez Andujo, asegura Yuso López, se han tenido logros importantes como la participación del 50% en especie y maquinaria, el uso y aplicación de drones y la energía cinética.

Su visión

Yuso López siempre se distinguió por defender sus ideales, visualizando a los distritos de riego como entes estratégicos para el desarrollo agropecuario nacional, pues su actividad es de gran importancia para la seguridad alimentaria del país.

“Es mentira lo que piensan muchos funcionarios y diputados que creen que es mejor importar que producir, el día que dejemos de producir los productos básicos nuestros proveedores le aumentaran más que proporcional al precio de estos. Yo estoy convencido que la autosuficiencia alimentaria es la riqueza más grande que tiene un país”.

Manifestó que la rentabilidad del campo no se debe buscar incrementando la productividad, sino mediante la disminución de costos de producción y una buena comercialización, integrando también a las unidades de riego como parte de la ANUR.

“Quiero pedirles que sigan trabajando como hasta hoy lo han hecho pero unidos porque tienen en sus manos a la asociación más poderosa de México, de la cual tuve el gusto de ser parte de ella y de su crecimiento. Dejo en buenas manos la dirección general de ANUR A.C. con el ing. Galdino González Covarrubias a partir del 15 de diciembre ya que cuenta con experiencia y capacidad suficiente para continuar con el desarrollo de nuestra organización”, concluyó.

COMENTAR ESTA NOTA