Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Editorial

¿Qué viene para el campo?.

  • Compartir

Samuel Sarmiento. Asesor Agroindustrial y Financiero

En campaña, el ahora Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dijo: “la Cuarta Transformación comienza en el corazón de nuestra tierra”.

Enero de 2019._ Esa es la esperanza que aún guardan los productores del país, que por primera vez el campo sea visto como un sector estratégico para el desarrollo social y económico para las casi 30 millones de personas que viven en el medio rural.

Al momento, la realidad dista un poco de esta frase emblemática, la propuesta de presupuesto para el 2019 presentada por el Ejecutivo Federal redujo en 20% los recursos para la recién creada Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER, antes SAGARPA), y no fue hasta dos semanas después de intensas negociaciones, marchas y mítines, que se logró un incremento de 8,091 millones de pesos, para alcanzar los 65,434 millones de pesos que se ejercerán este año.

No obstante, este presupuesto se ubica 10% abajo del ejercido el año pasado. Así que de entrada la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural tendrá menos recursos para enfrentar la compleja y muy distinta problemática del campo en las 32 entidades federativas.

Para el caso de Sinaloa esto es particularmente preocupante, porque desapareció el Programa de Apoyos a la Comercialización y en su lugar se crean dos nuevos programas: Agromercados Sociales y Sustentables; y Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos, con presupuestos de 6,708 millones de pesos y 6,000 millones de pesos, respectivamente.

El problema es la falta de claridad, ya que a la fecha que se redactó este análisis aún no habían Reglas de Operación, por lo que no se sabecómo operarán, qué cultivos apoyarán, a qué precio, si habrá tope en el volumen y qué pasará con la agricultura por contrato.

A nivel internacional, el panorama es positivo para los granos.

En este ciclo agrícola 2018-2019 se estima una reducción de los inventarios mundiales de dos de los principales productores de maíz como son Estados Unidos y China.

Esto beneficiará el precio del maíz de Sinaloa que hasta el año pasado se fijaba bajo la fórmula: precio al productor = ( Futuro CBOT + BASE ) * Tipo de Cambio Fix.

El fortalecimiento del peso es lo único que está afectando la fórmula, ya que se ubica en 19 pesos, cuando  llegó casi a los 21 pesos en noviembre del año pasado. Estos 2 pesos significan una reducción en el ingreso del productor de alrededor de 400 pesos por tonelada.

Por otra parte, en vísperas de la redacción de un nuevo Plan Nacional de Desarrollo, algunas consideraciones generales:

El campo necesita certidumbre, reglas claras y programas que no estén cambiando cada año, ni cada sexenio por el capricho de los funcionarios, sino basado en un análisis profundo de lo que funciona y de lo que no.

Presupuestos multianuales, que se incrementen anualmente por Ley, y que le permitan al productor saber cuál será su ingreso antes de que empiece a trabajar la tierra.

Políticas Diferenciadas, que tengan claro que no es lo mismo la agricultura comercial que se desarrolla en estados como Sinaloa de Jalisco o Tamaulipas, que la agricultura de subsistencia de Guerrero, Oaxaca o Chiapas.

COMENTAR ESTA NOTA