Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agronegocios

Con exportación de sorgo, se pudiera incrementar superficie en hasta 150 mil has..

  • Compartir

Redacción

Culiacán Sinaloa, 11 de febrero.- Al concretarse el protocolo de exportación de sorgo a China, los productores de Sinaloa pudieran ser de los más beneficiados pues de las casi 40 mil hectáreas que se siembran de este grano, se pudieran alcanzar las 150 mil para atender la demanda del país asiático, además de restarle presión a otros granos que, como consecuencia lógica pudieran incrementar su precio en el mercado, señaló el subsecretario de Agricultura, Rigoberto Mejía Samaniego.


El funcionario estatal precisó que el cultivo de sorgo, en Sinaloa, perdió extensión debido a problemas de plagas y se pasó de hasta 50 mil hectáreas que se sembraban, a poco menos de 40 mil y destinado principalmente como alimento para el ganado, por lo que al concretarse el convenio con China, el cultivo se pudiera incrementar significativamente la extensión de siembra.


“Se está buscando, desde el sexenio pasado se trae una gestión a nivel federal con el gobierno de China, para que se firme un convenio en el que el sorgo mexicano, en este caso el de Sinaloa, sea para consumo humano, ya lo existe para consumo pecuario; al parecer los chinos consumen una bebida que hacen del sorgo que tiene una alta demanda en ese país Si logramos concretar eso, que seguros estamos que podemos dobletear lo que se venía sembrando en el estado sin problemas de comercialización y sin problemas de precios”.


Mejía Samaniego señaló que al incrementar la superficie de siembra de sorgo, se estarán reduciendo superficies de otros granos como maíz, frijol y garbanzo lo que pudiera ser beneficioso porque, al haber menos superficie, habrá menos producto y esto impactará positivamente en los precios de los mismos en beneficio de la economía de los productores.

Cabe señalar que actualmente el Servicio de Validación y Seguimiento Agrícola registra apenas una 25 mil hectáreas de sorgo del ciclo OI 2018-2019 y del PV 2019, cultivo que ha venido a la baja en superficie debido a la dificultad que se ha tenido para prevenir o controlar plagas como el pulgón amarillo del sorgo.

COMENTAR ESTA NOTA