Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Especiales

‘La agricultura es mi pasión’.

  • Compartir

Enclavado en el Corazón Agrícola de México, Juan de Dios Santos Soto hace una reseña de su paso por la actividad y propone mejoras para el sector

Marco Díaz/@Marcodiazr87

 

Guasave, Sinaloa, junio de 2017._ Para Juan de Dios Santos Soto la agricultura se ha convertido en una forma de vida que le ha dejado satisfacciones y también algunos sinsabores. La perseverancia y el temple son características que le han valido, como a muchos productores, para continuar en la actividad.

 

El originario del Ejido Corerepe señala que si bien no se ha podido recuperarse del fuerte golpe de la helada del 2011, continúa en la actividad porque se ha convertido en su pasión, impulsado por una mentalidad creativa, se ha logrado sostener.

 

“Ingresé a las hortalizas por lo complicado de los granos, muchas veces no tenemos certidumbre en el precio de nuestras cosechas. Nuestros vecinos del norte requieren de hortalizas de alta calidad y se las damos”.

 

Al frente de la agrícola JD y Francis S.P.R. de R.I., en donde ha sembrado granos como maíz, sorgo y frijol, así como pepino, ejote y calabaza, Santos Soto se ha enfocado a la cultura de la inocuidad, un valor que no debe de ser exclusivo para el consumo extranjero, sino también para el local.

 

“Por qué nosotros no podríamos tener el mismo valor que los extranjeros. Están creciendo mucho las enfermedades de nuestros campos y hace falta regular el uso de agroquímicos. Debemos economizar incluso nuestros costos de producción aprovechando el control biológico, fomentar esta cultura sustentable”.

 

El también dirigente agrícola señala que hay mucho por hacer para lograr un cambio en el desarrollo del sector, se debe aprovechar, afirma, a legisladores federales que están identificados en el sector, pero también tomar en cuenta a la cadena productiva para llevar propuestas ante el gobierno estatal.

 

 

Al servicio del sector

 

El espíritu de servicio lo lleva en la sangre, casi inmediatamente después de concluir sus estudios en la ESAVF, Santos Soto ascendió en el módulo de riego II-1 “Leyva Solano”, organismo hidroagrícola que ha presidido en dos ocasiones (2007-2010) y 2016 a la fecha.

 

“Siento que la experiencia que he tenido como productor y dirigente, podemos impulsar propuestas ante el gobierno del estado y de la mano y apoyo de los representantes de otros organismos; es hora de agarrar al toro por los cuernos”.

 

Explica que uno de los temas que más afecta al productor es la comercialización y para ello se deben establecer mesas de diálogo ante el gobierno para conformar un ordenamiento de la siembras. Para ello también es necesario que los diputados federales retomen el tema y gestionen mayores recursos para el sector.

 

“Debemos sacar esto adelante, buscar darle un mejor precio a las cosechas para darle certidumbre al productor, una mayor planeación de siembras es vital para ello”.

 

Su carrera ha sido ascendente desde que inició; de 2009 al 2012, Santos Soto también dirigió la Red Mayor del Valle del Fuerte y simultáneamente a la Aurpaes, organismo conformado por todos los módulos de riego del estado.

 

Tanto su experiencia en la agricultura, como al interior de los organismos agrícolas, han forjado en el productor y líder, una opinión crítica y propositiva del sector primario.

 

“Estoy a favor del cuidado del agua, de la sanidad del campo, evitar la quema de la soca, ser responsables con el uso de agroquímicos que afectan al medio ambiente. Hago un llamado a hacer conciencia, queremos un campo limpio para nuestros hijos y demás descendientes”.

 

Es por ello, refiere, la mayoría de los módulos de riego de Guasave han hecho frente común para participar de la mano con la Asociación de Agricultores del Río Sinaloa Poniente en el programa de Campo Limpio y en el maratón anual de recolección de envases vacíos de agroquímicos.

COMENTAR ESTA NOTA