Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Agricultura

Salida de México del TLCAN golpearía al agro.

  • Compartir

 

 

Redacción/@Comentarios_Sin

 

México, a 31 de enero de 2017._ Aunque la salida de México del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) podría beneficiar a los pequeños productores, debido a la dependencia que existe hacia Estados Unidos tanto para las exportaciones como importaciones este podría volverse en un problema para el sector productivo mexicano, consideraron especialistas agrícolas.

 

Alejandro Díaz Hartz, presidente del Consejo Nacional de Productores de Arroz de México, dijo las importaciones de granos básicos de Norteamérica son considerables. Tan sólo en el coso del arroz, el 80 por ciento del volumen que se importa proviene del vecino país del norte.

 

“De salir México del TLCAN sería un golpe para el campo mexicano porque no se tienen las condiciones para abastecer los productos que se importan, lo cual podría afectar a la seguridad alimentaria del país en algunos productos como el arroz”.

 

Díaz Hartz puntualizó al no existir las condiciones para abastecer la demanda interna de los diferentes productos, el campo sería el sector más afectado. Incluso, advirtió sobre un desequilibrio comercial.

 

Entre los productos que se importan de Estados Unidos están el arroz, la soya, oleaginosas, maíz amarillo y frijol. Caso contrario, la Unión América muestra dependencia de las hortalizas y la carne que se producen en México.

 

 

OPORTUNIDAD.

 

Si bien la caída del Tratado de Libre Comercio perjudicaría de manera directa a las grandes industrias, quienes podrían resultar beneficiados son los pequeños productores, mismos que durante 20 años han estado al margen de este acuerdo, externó el presidente del Frente Nacional de Productores de Granos Básicos, Rubén Vázquez de la Rosa.

 

Por otra parte, Juan Carlos Anaya Castellanos, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas, mencionó que el sector agroalimentario es clave para ambas naciones, por lo que la cualquier decisión que se tome sobre el TLCA debe hacerse con mesura, ya que «con los alimentos no se juega».

 

“En el sector agropecuario cuando se genera alguna renegociación o rompimiento nadie gana; la cercanía que tenemos con ellos es muy importante por temas estratégicos de logística, por lo cual desde 1994 frmamos un Tratado de Libre Comercio en el que a ellos les a ido bien y a nosotros nos ha ido bien, tenemos ventajas y desventajas”.

 

Con información de El Universal 

COMENTAR ESTA NOTA