Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Especiales

Un rostro innovador.

  • Compartir

 

Promueven la conversión del Mercado de Abastos de Culiacán un el Parque Agroalimentario Sinaloa Siglo XXI, un concepto nuevo para la movilidad y comercialización de productos

 

María Medina/@Maria7Medina

 

 

Cambiar la vista a una ciudad es el objetivo marcado en el proyecto del Parque Agroalimentario Sinaloa Siglo XXI, un plan que además pretende rescatar al Mercado de Abastos de Culiacán para convertirlo en un complejo agroalimentario que facilite la movilización y comercialización de productos.

 

Para dar ese giro y establecer en el estado un centro único a nivel nacional, Heriberto Vlaminck Seidel, presidente del grupo focal del Parque Agroalimentario, comenta que el primer paso es cambiar la visión e innovar; “no quedarnos con lo que simplemente conocemos”. De lo anterior dependerá la concreción de este proyecto que desde hace un año está sobre la mesa y que está basado en los modelos aplicados en países de la Unión Europea, Uruguay y Argentina.

 

Adicional al cambio de mentalidad, esta transformación obliga a la unión de esfuerzos entre la sociedad, empresarios y los tres niveles de gobierno. A través de esta se conseguirán los recursos, sobre todo ahora que el panorama financiera de México es poco alentador.

 

“Hay muchos recursos humanos que pueden ayudar a convencer a quien sea para que consigamos lo que normalmente no está en el presupuesto; esa es la mentalidad que queremos. Transformar el Mercado de Abastos tradicional en un complejo agroalimentario donde convergen actividades comerciales, educativas y de servicio”.

 

PLAN

 

El Parque Agroalimentario Sinaloa Siglo XXI se conforma de 13 subproyectos, los cuales se centran en la instalación de cuartos y cadenas de frío; el desarrollo de un mercado detallista para que los consumidores puedan elegir los productos de manera cómoda en un lugar limpio y con los mejores estándares de calidad.

 

También se contempla el desarrollo de un centro de inocuidad que promueva la certificación de las bodegas y los procesos de manejo de los alimentos. Vlaminck Siedel puntualiza que con este medio, además de acreditar la sanidad y calidad de lo que se movilizará y comercializará a través de este punto de distribución, el estado tendrá las herramientas poder defenderse de cualquier señalamiento que se haga a nivel internacional, sobre todo por parte de Estados Unidos.

 

Otro de los aspectos que incluye este plan es un centro de para el manejo de residuos y generación de energía. A través de este sacaría provecho a las 10 toneladas de basura que se generan a diario en el mercado.

 

Adicional a lo anterior, el empresario informa que este proyecto ambicioso comprende el establecimiento de un hotel, guarderías, una escuela de gastronomía y un estacionamiento con capacidad de 800 vehículos. Incluso, se plantea el establecimiento de una central de autobuses urbanos y una ciclovía, lo que facilitaría la movilización de los usuarios.

 

“Es un cambio cultura, es un cambio educativo. Estamos pensando hacia delante, hacia el futuro; no estamos pensando para nosotros, estamos pensando para nuestros hijos, para los nietos. Este tipo de proyectos no lo podemos pensar para dos, tres años, ni cuatro, ni cinco, tenemos que pensar que este es un cambio para el futuro, como una forma diferente de hacer las cosas”.

 

INICIO

 

Si bien el proyecto del Parque Agroalimentario Sinaloa Siglo XXI parte de un cambio de visión y la unión de esfuerzos, Heriberto Vlaminck indica que para ponerlo en marcha se deberá hacer un ordenamiento en la movilidad que se da en la zona sur de Culiacán y mejoras en las vialidades y el drenaje del mercado.

 

“Traemos un problema de circulación brutal, y todo eso se tiene que organizar, reglamentar. Necesitamos un lugar donde se puedan movilizar con calma. Para esto es importantísimo la remodelación de las calles del mercado, es algo que está muy claro”.

 

Con el cambio de las vialidades y la asignación de un espacio para estacionamiento se facilitaría la circulación de 5 mil vehículos y camiones de carga que a diario se movilizan por este recinto con 35 años de tradición.

 

Para este primer paso, el empresario menciona que a través del Ayuntamiento de Culiacán se inició una serie de estudios para mejorar las condiciones de las 30 hectáreas que se dispondrán para este parque agroalimentario. Se estima que estos ajustes tomarán.

 

INVERSIÓN

 

Respecto a la inversión, en el proyecto se habla de un monto de 50 millones de dólares. Esta cantidad sería a largo plazo. En la primera etapa, y de acuerdo a un compromiso establecido con el gobernador Quirino Ordaz Coppel, se acordó conseguir una bolsa de 20 millones de pesos, donde 8 millones de pesos serían por parte de gobierno del estado, otros 8 millones del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), y el resto, 4 millones de pesos de locatarios y empresarios interesados.

 

En este sentido Morayma Yassen Campomanes, subsecretaria de Planeación Económica, indica que para hacer que cumplir este proyecto multianual, lo han marcado como prioridad en la cartera de proyectos estratégicos de Sinaloa.

 

La funcionaria asegura que por parte del estado existe el compromiso y que muestra de ello es que buscarán bajar recursos de las diferentes ventanillas de los programas de dependencias como la Sagarpa, la Secretaría de Economía (SE), Inadem e incluso de la propia Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco).

 

“Es un proyecto que está encabezado y abanderado pro el sector empresarial, donde hay compromiso, que por la naturaleza del mismo, de los impactos y el cambio que le va a dar no sólo al centro del estado, sino a toda la entidad, es que lo tomamos como un proyecto rector estratégico; lo que nos toca es utilizar nuestra creatividad”.

 

Yaseen Campomanes externa que a lo largo de esta administración se enfocarán en cumplir con todo lo establecido en el Parque Agroalimenario.

 

COMENTAR ESTA NOTA