Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Especiales

¿Y SI FINALIZA EL TLCAN?.

  • Compartir

DE TERMINAR EL ACUERDO COMERCIAL MÉXICO SE SOMETERÍA A LA REGLAS DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE COMERCIO

 

 

Cristina Medina/@Comentarios_Sin 

 

Las negociaciones entre México, Estados Unidos y Canadá sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) siguen. De las dos primeras rondas de revisión que se han celebrado entre las tres naciones son pocos los resultados que se han dado a conocer. Por esto, productores y exportadores se mantienen a la expectativa sobre lo que podría venirse con la posible finalización de este pacto comercial que ha permanecido por 23 años, y que ha sido calificado por el presidente Donald Trump como el peor establecido para su país.

 

En el caso de México, de acuerdo con el economista Juan de Dios Trujillo Félix con aspectos como el tipo de cambio del dólar, los mexicanos han sido los perdedores, debido a un mal enfoque a largo plazo y a la pérdida de competitividad que ha causado la cotización dólar.

 

El especialista comenta que si bien es cierto que sectores como el hortícola, agroindustrial y automotriz se han visto beneficiados, también se debe entender que al menos en los primeros, de acuerdo con estadísticas, apenas han repuntado en los últimos dos años, mientras que en el caso de industria automotriz la mayoría son empresas transnacionales.

 

Otro aspecto que expone es la cuestión laboral, donde a comparación de Estados Unidos y Canadá, México se ha quedado retrasado con los salarios.

 

“En los más de 20 años que tienen el TLCAN, hay sectores que han salido ganadores y otros perdedores. México pudo sacar más provecho del TLCAN, pero el enfoque a largo plazo ha sido equivocado y en términos de transformación del aparato productivo no ha habido beneficios; el sector hortícola de Sinaloa se ha estancado  y eso en términos del TLCAN se podría decir que es perdedor”.

 

¿Y SI FINALIZA?

En caso de que los tres países no lleguen a un acuerdo o bien que Estados Unidos decida retirarse del acuerdo, el economista expone que a México le quedaría sujetarse a las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), lo que significaría la aplicación de aranceles y un mayor margen para la aplicación de políticas de comercialización.

 

“En caso de que se caiga el TLCAN se aplicarían las reglas de la OMC, esto protegería a México. México se quitaría la camisa de fuerza”.

 

Otro de los aspectos que han expuestos especialistas es que actualmente este país tiene tratados comerciales con más de 40 naciones, tiene a su favor la Alianza del Pacífico con Chile, Colombia y Perú, la aplicación del arancel del 4 por ciento favorecería la competitividad y la llegada de los productos mexicanos a Sudamérica y otros continentes.

 

PERMANENCIA

 

Aunque la caída del TLCAN no sería una catástrofe, la mayoría le apuesta a la permanencia de este acuerdo, pues aseguran que las exportaciones han crecido.

 

Según la Sagarpa las colocación de productos nacionales en 2016 dejaron un superávit comercial de más de tres mil 175 millones de dólares, con Estados Unidos de 6 mil 890 millones de dólares y de 533 millones de dólares con Canadá.

 

Mario Haroldo Robles Escalante, gerente de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH), indica que teniendo en cuenta que la comercialización entre México y Estados Unidos se ha mantenido equilibrada, por lo que sería un error político de Donald Trump tumbar el acuerdo por favorecer a un grupo pequeño de productores de Florida. A esto se suma el hecho de que al aplicar aranceles los consumidores estadounidenses terminarían pagando más por los productos mexicanos.

 

“Los productos se exportarían a un precio mucho mayor por el costo que representa pagar un arancel y el que finalmente terminaría pagándolo es el consumidor. Y hay que destacar que de cada dólar que paga el consumidor sólo una tercera parte llega a México; sería como darse un balazo en el pie”.

 

NEGOCIACIÓN

 

Por lo pronto las comitivas de los tres países han fijado algunas posturas. Por parte de Estados Unidos se demanda la revisión del TLCAN cada cinco años, mientras que la comitiva de México ha advertido que el momento en que se hable de la aplicación de aranceles se retirarán de las mesa de negociación. En el caso de Canadá, una de las demandas que han expuesto es la permanencia del Capítulo 19, el cual ha sido el instrumento para resolver las diputas comerciales.

 

Por parte de México, Juan de Dios Trujillo expuso que si quiere obtener un buen resultado se deben dejar de lado los intereses particulares y políticos, así como asumir una postura dura e inflexible.

 

La tercera ronda de negociaciones se llevará a cabo en Ottawa, Canadá, del 23 al 27 de septiembre.

COMENTAR ESTA NOTA