Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Fitosanidad

Instalan unidad de inteligencia sanitaria.

  • Compartir

El ente tendrá la finalidad de detectar y contrarrestar cualquier infección vegetal o animal que pudiera afectar la producción o comercialización de alimentos en la entidad

 

Redacción/@Comentarios_sin

Culiacán, Sinaloa, a 12 de septiembre de2 2017.- Con la finalidad de contar con personal especializado y capacitado en la detección oportuna de todo tipo de enfermedades que afectan la producción de alimentos, este lunes se instaló la Unidad de Inteligencia Sanitaria de gobierno del estado de Sinaloa.

Enrique Sánchez Cruz, director en Jefe de Senasica, precisó que la instalación, en Sinaloa, de esta Unidad para detectar y combatir todo tipo de enfermedades animal o vegetal que represente un riesgo a la producción de alimentos habrá de garantizar la transparencia en su producción y con ello, se podrá ganar la confianza de los mercados consumidores tanto nacional como internacional.

“Las enfermedades no podemos evitar que ingresen al país, ni al estado, quien diga que puede evitarlo no dice la verdad porque las enfermedades se mueven de mil formas; pero, sí podemos identificarlas a tiempo, saber en dónde están y actuar en consecuencia rápido”.

Juan Enrique Habermann Gastélum, secretario de Agricultura y Ganadería, precisó que el principal objetivo de la unidad es el de contar con el personal capacitado para detectar los posibles focos de infección, generar la base de datos necesaria e implementar las acciones que se requieran.

“Con esta información se contribuye a la toma de decisiones en temas de sanidad vegetal, salud animal, inocuidad agroalimentaria así como para la movilización y comercialización de productos agroalimentarios”.

La unidad contará con un presupuesto de 10 millones de pesos e infraestructura como unidades motrices para su desplazamiento, tecnología satelital y drones para la supervisión de las unidades de producción y detectar cualquier foco de infección que pudiera representar un problema sanitario que impida la comercialización de productos vegetales o animales o sus derivados.

COMENTAR ESTA NOTA