Edición Online

EDICIÓN ONLINE

COMPRA:

VENTA:

COMPRA:

VENTA:

Comentarios del campo

Opinión.

  • Compartir

  • El sector hidroagrícola, sin representantes en el legislativo
  • Evelio Plata y Germán Escobar, vestidos de ovejas en el congreso
  • ¿Y las obras hidroagrícolas comprometidas?

El recorte presupuestal por parte de gobierno federal alcanzó directamente a los módulos de riego del país, frenando obras de modernización, conservación, adquisición de maquinaria, etc., un crecimiento sostenido que se venía dando gracias al impulso de legisladores federales como Óscar Lara Aréchiga y Jesús Manuel Patrón Montalvo.

Los antes mencionados presidieron la Comisión de Recursos Hidráulicos, estableciendo una relación de interlocución entre los módulos de riego, la Asociación Nacional de Usuarios de Riego u la misma Comisión Nacional del Agua, defendiendo e incrementando el presupuesto año con año.

Comentaba con mi compadre Tacho que en aquellos años se dio el “boom” de los organismos hidroagrícolas; la adquisición de maquinaria de alta capacidad fue notable, también las obras de entubamiento y revestimiento de canales.

Cuando el diputado federal por el tercer distrito, Evelio Plata Inzunza, logró una secretaría en la Comisión de Recursos Hidráulicos, los módulos de riego celebraron, confiaron en que los recortes presupuestales cesarían y se le volvería a dar prioridad al uso eficiente del agua. Nada más alejado de la realidad.

En los últimos años, el presupuesto hidroagrícola ha disminuido estrepitosamente; de 200 máquinas apoyadas por la Comisión Nacional del Agua mediante el programa de peso por peso, el programa apenas ronda las 70 máquinas, y de corto alcance, lamentablemente.

La melancolía nos invadió a mi compadrito Tacho y a mí, pues la bonanza del sector hidroagrícola ha venido a la baja, no obstante el manejo financiero que muchos módulos de riego realizan por lograr ahorros y realizar inversiones en infraestructura concesionada, con recursos propios… Lástima.

 

Evelio Plata Inzunza

INCONGRUENTE que el gobierno federal frene obras tan relevantes como la sobre elevación del Canal Principal Humaya, un compromiso presidencial que está en riesgo de concretarse dentro de este sexenio, y que daría certidumbre del vital líquido a la región de Culiacán, Navolato, Mocorito, Angostura y Salvador Alvarado.

En ese sentido, el subdirector de infraestructura, Marco Antonio Parra Cota, ya hizo un llamado a los organismos hidroagrícolas a realizar tiros de precisión en las inversiones de modernización, conservación y adquisición de maquinaria.

Descobijado en su labor, al funcionario solo le resta sugerir que las inversiones de los módulos de riego se realicen de una manera eficiente, sugerencia válida en tiempos de escasez, sobre todo para un funcionario federal, pero una muestra más de que el sector quedó descobijado.

LÁSTIMA de ropita diría mi compadre Armando, pues Plata Inzunza, es emanado del municipio cañero, dirigió incluso al módulo de riego Bachimeto. Sin embargo, sus intereses han ido más allá, a tal grado de olvidar su origen… Políticos.

ALGO así pasa con la dirigente estatal de los campesinos, Ana Cecilia Moreno Romero, quien llegó al cargo vía dedazo, pero que no ha logrado convencer ni siquiera a sus dirigentes municipales, mucho menos a sus campesinos.

Es tan grande el desgaste de la también diputada estatal, proveniente del municipio de Sinaloa, que ya se le empezó a cuestionar el destino de los millones de pesos que recibe vía boleta de liquidación.

Ana Cecilia, se comentó en este espacio, tiene la labor de convencer al sector campesino mediante la defensa del mismo, pero a la fecha se ha concentrado más en programas sociales, algo muy alejado de su compromiso con el sector… Así cómo.

TANTO en la lucha por una actividad más rentable han luchado organismos como la Coordinadora Única de Productores Agrícola; la Caades e incluso algunas del sector social, la Liga de Comunidades Agrarias estatal parece no atravesar por una complicada situación financiera, a diferencia del resto de los campesinos.

Ese mismo síndrome del bienestar padece la familia Escobar Manjarrez, quienes gracias a las bendiciones que la política nacional arroja, el precio del maíz ni siquiera les acongoja.

Dueños de un hotel, parte del consejo administrativo de la presa Aurelio Benassini, productores agrícolas, pecuarios, acuícolas, etc., los Escobar Manjarrez han cobrado cara factura al municipio de Elota, mismo que tiene bajo su mando varios años, desde el señor Vicente Escobar Padilla, hasta el mismo Germán Escobar Manjarrez, su pariente Arturo Rodríguez Castillo y en el último periodo, Geovani Escobar Manjarrez… la mazorca da pa’ todos, no cabe duda.

GRUESO está el problema en el norte de Sinaloa, en donde un grupo de supuestos productores precarios exigen concesiones ante el gobierno federal, señalando directamente a la ANUR como encargados de ‘bloquear’ dicha concesión.

Lo cierto es que, la Asociación Nacional de Usuario de Riego aglutina a la gran mayoría de organismos hidroagrícolas del estado, sirviendo como interlocutor ante la Comisión Nacional del Agua, más no como autoridad.

Por su parte, resulta interesante el frente común que conformaron los módulos de riego del norte de Sinaloa, quienes iniciaron una defensa legal argumentando que si bien todos los mexicanos tienen derecho al agua, por lo menos los módulos cuentan con una concesión oficial, proceso que los precarios deberían de atravesar y, para el cual, la Conagua deberá invertir una importante cantidad de recursos financieros para no afectar a los módulos ya concesionados.

Entre Plata Inzunza, Escobar Manjarrez y los precarios del norte de Sinaloa, este Canalero decide poner un punto final. Abur.

COMENTAR ESTA NOTA